Aerosolterapia

¿Qué es la Aerosolterapia?

La aerosolterapia es la administración de fármacos en forma de aerosol por vía inhaladora, es decir, el fármaco entra en el organismo por la boca a través de una boquilla o mascarilla y en forma de gotitas muy finas o partículas diminutas suspendidas en un gas.

La principal ventaja de la aerosolterapia sobre otras modalidades de administración de fármacos es que el medicamento entra en contacto directo con  el área de la vía respiratoria a tratar,  actúa más rápido y evita efectos secundarios en otras partes del organismo.

Actualmente se trata con Aerosolterapia a enfermos con EPOC, Fibrosis Quística, Bronquitis, Asma, Sinusitis, Rinitis, etc.

Los nebulizadores son los aparatos necesarios para romper el medicamento en finas gotitas o partículas. Es necesario aprender a utilizarlos correctamente para que su uso sea eficaz y cumpla la función para la que están pensados.

Un equipo nebulizador se compone de:

  • Compresor: el compresor hace que el aire pase a través de la solución del fármaco y penetre en la cámara nebulizadora, donde se convierte en el aerosol que se inhala a través de una mascarilla o boquilla. Funciona enchufado a la corriente o con baterías.
  • Cámara nebulizadora: Es donde se introduce la medicación líquida. Existen cámaras de varios tipos en función de la medicación que se recete.
  • Tubo: El tubo se emplea para hacer llegar aire del compresor al fondo de la cámara nebulizadora.
  • Boquilla/mascarilla: La boquilla se conecta a la cámara nebulizadora y se coloca entre los dientes, quedando sellada por los labios, mientras se inhala el fármaco. La mascarilla se recomienda en pacientes con problemas respiratorios graves o en niños.

 

 

Copyright 2017 | SEPAR Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica