La CPAP

¿Qué es la CPAP?

Las siglas CPAP quieren decir Presión Positiva Continua en la Vía Aérea.  La CPAP es un aparato que sopla aire, es decir, proporciona aire a una presión continua. Este aire suministrado a través de las fosas nasales, hace que la vía respiratoria del interior del cuello (faringe) se dilate y se mantenga abierta siempre, evitando que se produzcan paradas respiratorias (apneas) mientras duerme.

El uso de CPAP se recomienda, principalmente a los pacientes con SAHS (Síndrome de Apneas del Sueño).

Cada paciente necesita una presión diferente de aire para que la vía aérea se mantenga abierta. El médico indicará la presión que considera más adecuada, pero es posible que se necesite un periodo de adaptación para ajustar la presión.

Debe utilizar la CPAP siempre que duerma. Si deja de utilizarla volverán a presentarse las pausas respiratorias (apneas) y todos los síntomas del SAHS.

¿De qué consta una CPAP?

Existen diferentes tipos de CPAP, pero todas constan de:

  • Generador de presión: Es un motor dentro una caja de mayor o menor tamaño, según el modelo, que normalmente se conecta a la corriente eléctrica para generar aire a presión. Esta caja tiene un filtro en su parte posterior, para que el aire que genera la máquina no lleve partículas de polvo, y un botón de encendido.
  • Tubuladura: Es un tubo especial para que no se doble por donde pasa el aire del generador hacia la mascarilla nasal.
  • Mascarilla: hace de puente entre el tubo y el interior de las vías respiratorias. Están diseñadas para conseguir la máxima adaptación y confort. Se fabrican con materiales blandos y adaptables a la anatomía facial para realizar el tratamiento con mínimas molestias y máxima eficacia.

Algunas personas además del SAS tienen otras enfermedades y precisan oxígeno en su domicilio para dormir. No es ningún problema, hay mascarillas que están provistas de una conexión para este fin.

¿Qué es la rampa?

Algunas CPAPs llevan, además del botón de encendido y apagado, el «botón de rampa».

Al activar este botón, la presión del aire que sopla la CPAP va aumentando progresivamente hasta alcanzar la presión prescrita. La rampa facilita la adaptación a la CPAP y le ayuda a conciliar el sueño.

 

Copyright 2017 | SEPAR Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica