Oxigenoterapia

¿Qué es la Oxigenoterapia?

La oxigenoterapia es un tratamiento médico recomendado para aquellas enfermedades en que el  sistema respiratorio funciona mal y no puede enviar suficiente oxígeno a la sangre. Al llegar menos oxígeno a los órganos (incluido corazón, cerebro y pulmones) las células se dañan y su función se deteriora. Además el corazón debe trabajar más duro y bombear más veces para distribuir el poco oxígeno disponible.

El tratamiento con oxigenoterapia domiciliaria se prescribe fundamentalmente en pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

La oxigenoterapia domiciliaria implica que el paciente tiene que estar ligado a una fuente de  oxígeno durante al menos 15 horas al día y que los periodos de interrupción  no deben sobrepasar los 90 – 120 minutos.

La Oxigenoterapia se realiza  a través de diferentes aparatos, todos ellos compuestos por:

  • Cánulas o gafas nasales: Consisten en unos tubos plásticos flexibles que se adaptan a las fosas nasales y que se sujetan sobre los pabellones auriculares.
  • Mascarilla: Son una opción a las cánulas. Son dispositivos de plástico suave y transparente que cubren la boca, la nariz y el mentón del paciente
  • Fuentes de oxígeno: Existen diferentes posibilidades, de acuerdo con su médico deberá elegir la fuente más apropiada según sus necesidades de oxígeno y capacidad de movilidad:
Fuentes estáticas
Difíciles de mover por el paciente
  • - Bombona de almacenaje
  • - Concentrador de Oxígeno
  • - Recipiente de oxígeno líquido
Fuentes ambulatorias
Transportables por el propio paciente

  • - Mochila de oxígeno líquido
  • - Bombonas muy ligeras
  • - Concentrador con baterías

Bombonas

  • Almacena el oxígeno en estado gaseoso a presión.
  • Tiene una capacidad limitada a 48h. lo que implica gran dependencia con la empresa suministradora.
  • Son grandes, pesadas y difíciles de mover  por lo que normalmente se tienen en casa.

Concentradores

  • Un comprensor eléctrico hace pasar el aire de la habitación por un filtro que retiene el nitrógeno y da como resultado un gas con más de 99% de oxígeno.
  • No necesita recargarse, pero requiere mantenimiento por la empresa suministradora y el recambio del filtro.
  • Da mayor autonomía al depender sólo de un enchufe a la corriente.
  • Existen diferentes modelos con diferente tamaño y peso. Algunos incorporan ruedas para trasportarlos.

Oxigeno líquido

  • El oxígeno se almacena en estado líquido y en contacto con el aire se evapora y puede ser inhalado.
  • Normalmente se almacena en casa con suministro cada 10 o 15 días
  • El paciente puede recargar recipientes más pequeños y trasportarlos en una mochila.

 

Copyright 2017 | SEPAR Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica