Ventilación mecánica

¿Qué es la Ventilación Mecánica?

La ventilación mecánica es un método de apoyo a la función respiratoria cuando esta no es capaz por si sola de llevar a cabo el intercambio de oxígeno/CO2  en un volumen suficiente para el organismo. Los equipos de ventilación mecánica se utilizan en pacientes incapaces de respirar por sí mismos y que necesitan un equipo externo de respiración.

La Ventilación Mecánica se recomienda a pacientes con insuficiencia respiratoria severa causada por diversas alteraciones neuromusculares, Asma grave, Fibrosis Quística, EPOC o SAHS.

Los ventiladores mecánicos son capaces de administrar el volumen de aire requerido a los pulmones y asumir permanentemente las funciones respiratorias del paciente. Se considera que una persona es dependiente de ventilación mecánica si lo necesita más de 12 horas  al día. En algunos casos, los pacientes son completamente dependientes del equipo ya que sin él, son incapaces de respirar.

La ventilación mecánica puede ser invasiva o no invasiva. Es invasiva cuando la respiración se realiza a través de un tubo endotranqueal y no invasiva cuando se hace mediante mascarilla.

A veces la ventilación mecánica domiciliaria se combina con otras terapias como la Oxigenoterapia.

Existen dos modalidades:

  • Volumétrica: cuando el Ventilador Mecánico  ofrece un volumen de aire prefijado y constante en cada respiración.
  • Presiométrica: la cantidad de aire en cada respiración se adapta a las necesidades puntuales del paciente..

Actualmente, la  más utilizada es de presión  (BiPAP) porque es fácil de usar, flexible y de menor coste.

Copyright 2017 | SEPAR Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica